Gracias al trabajo de 350 colaboradores especializados, distribuidos en 115 brigadas, provenientes de las regiones de Atacama, Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins y Maule, CGE enfrentó los daños provocados por el sismo que afectó a la región de Coquimbo el 19 de enero.

Sucedida la emergencia, 232 mil clientes registraron suspensión de suministro, situación que tras 90 minutos de trabajo se logró recuperar al 90% de ellos.

En paralelo, se activó el plan de contingencia con el que la empresa cuenta para los casos de personas electrodependientes, atendiendo a cerca de 60 clientes con esta condición (registrados y no registrada en el catastro oficial de la SEC)  a quienes se les dio apoyo y monitoreo permanente.

El trabajo de las cuadrillas en terreno continuó los días posteriores al sismo, con la recuperación de los hogares que, debido a fallas puntuales en sus domicilios, requerían mayor trabajo por parte de las brigadas.

Además, mientras se trabajaba en la reparación de los daños dejados por el sismo, las brigadas debieron enfrentar dos choques a postes que implicaron la reconstrucción de 8 infraestructuras y que afectaron el suministro de 8 mil clientes.

Desde el primer momento, tal como ocurre en estas situaciones, CGE mantuvo contacto directo con las autoridades sectoriales y locales, además de entregar suministro eléctrico de respaldo a puntos específicos y estratégicos, como centros asistenciales y servicios de emergencia.

La empresa se comunicó con sus clientes entregando información a través de sus plataformas online (página web y cuenta Twitter @cge_clientes) y por los medios de comunicación.

 

Trabajos en terreno tras sismo

Testimonio colaborador

Testimonio cliente